Spanish ES English EN French FR German DE Italian IT Dutch NL Portuguese PT

Nuestro Blog

Clínicas Auramed
dolor-en-el-corazon-por-estres-sindrome-corazon-roto

¿Tienes dolor en el corazón por estrés?

Si tienes dolor en el corazón por estrés, puedes sufrir el síndrome del corazón roto.

El síndrome del corazón roto es una afección cardíaca temporal que a menudo es provocada por situaciones estresantes y emociones extremas. La afección también se puede desencadenar por una enfermedad física grave o una cirugía.

Las personas con síndrome del corazón roto pueden tener dolor repentino de pecho o pensar que están teniendo un ataque cardíaco. Este síndrome afecta solo a una parte del corazón e interrumpe temporalmente la función habitual de bombeo del corazón. El resto del corazón continúa funcionando correctamente o incluso puede contraerse con más fuerza.

Los síntomas del síndrome del corazón roto son tratables. Este síndrome generalmente se revierte en días o semanas.

 

Otros nombres del síndrome del corazón roto

Al síndrome del corazón roto también se lo puede llamar de las siguientes maneras:

  • Miocardiopatía por estrés
  • Miocardiopatía de Takotsubo
  • Síndrome de abombamiento apical

El síndrome del corazón roto también puede ser conocido como “síndrome o miocardiopatía de Tako-Tsubo”, “miocardiopatía de estrés” o por el nombre de “abombamiento apical”. Tal y como comentan Vergel et al. (2017) en su estudio, se trata de una enfermedad que puede llegar a confundirse con un síndrome coronario, ya que lo que ocurre es que se presentan anormalidades cardiacas (en los ventrículos del corazón). Es un síndrome, en la mayoría de los casos, agudo (de aparición súbita y grave) y reversible.

En la mayoría de las ocasiones este síndrome se produce por estar expuestos a situaciones estresantes agudas. Cuando vivimos una situación estresante se liberan catecolaminas en mayor proporción a lo que el cuerpo presenta en una situación normal.

Las catecolaminas son hormonas que fluyen por el sistema circulatorio y que incluyen adrenalina, dopamina y noradrenalina. Esta gran cantidad de catecolaminas produce síntomas que se pueden confundir con un síndrome coronario agudo como, por ejemplo: incremento de las enzimas, cambios en el electrocardiograma (similares a los de un síndrome coronario), abombamiento del ventrículo izquierdo, etc.

En cuanto a su prevalencia, se estima que entre el 1 y el 3% de las personas que acuden a consulta con una sospecha de un posible cuadro coronario, finalmente presentan el síndrome del corazón. Esto aumenta en el caso de las mujeres, ya que en este grupo entre el 6 y el 9% de las personas que acuden con una sospecha acaban teniendo este síndrome. Además, se estima que el 90% de los casos se producen en mujeres después de la menopausia.

Síntomas

Los signos y síntomas del síndrome del corazón roto pueden parecerse a los de un ataque cardíaco y pueden incluir lo siguiente:

  • Dolor de pecho
  • Falta de aire

Cualquier dolor de pecho duradero o persistente podría ser una señal de un ataque cardíaco, así que es importante que lo tome en serio y que llame al 911 o a los servicios de emergencia si sientes dolor de pecho.

 

dolor-en-el-corazon-por-estres

El dolor en el corazón por estrés puede venir dado por un suceso determinado

Ahora bien, teniendo en cuenta lo que hemos comentado en el punto anterior, es importante identificar qué son los eventos vitales estresantes. Si hacemos uso de la información que podemos encontrar en la Clínica Mayo (2021), esta conocida clínica destaca que el síndrome del corazón roto, en la mayoría de las ocasiones, se produce después de que haya existido un evento físico o emocional que se haya vivido con gran estrés. 

Sucesos que generan estrés

  • Haberse infectado de COVID-19
  • Problemas médicos agudos como ataques de asma, fracturas de huesos, etc.
  • Una operación
  • La muerte de un ser querido
  • Una discusión con una persona relevante
  • Problemas o estrés laboral
  • Problemas de pareja como, por ejemplo, un divorcio o una separación
  • Jubilación
  • Cambios en la situación económica
  • Problemas legales
  • Etc.

En otras palabras, podemos considerar que un suceso vital estresante es todo aquel evento que nos genere ansiedad, estrés o una respuesta emocional fuerte o intensa. Estos pueden ser de índole física, sociocultural, educativa, laboral, económica, personal, social, etc.

Ayuda profesional

Si se deja de lado este problema, los riegos de sufrir un infarto o cualquier otra alteración grave de la salud aumentan considerablemente. Recomendamos acudir a un centro o clínica médica para ponerse en contacto con especialistas. 

 

Otros artículos que te pueden interesar:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email