Spanish ES English EN French FR German DE Italian IT Dutch NL Portuguese PT

Nuestro Blog

Clínicas Auramed
Alergias por inhalación

Diferencias entre alergias respiratorias y por inhalación

Las alergias son de varios tipos y entre ellas se pueden dar las respiratorias. Las alergias respiratorias se pueden dar de dos maneras ligeramente diferentes. Se pueden dar por respiración o por inhalación. Antes de comenzar a leer sobre alergias primero hay que saber la diferencia entre respirar e inhalar.

Respirar es el acto de tomar oxígeno de forma inconsciente, lo hace nuestro cuerpo automáticamente sin que nosotros tengamos que pensar en realizar dicha acción.

Inhalar es respirar de forma voluntaria y totalmente consciente. Estos casos se dan en, por ejemplo, cuando quieres respirar profundamente aposta debido a que estás nervioso u otro ejemplo sería el de tomar oxígeno antes de zambullirse bajo el agua para poder aguantar unos pocos minutos la respiración nadando o buceando.

Las alergias de esta categoría de respiración comienzan cuando la persona inhala partículas específicas que pueden provocar reacciones inmunológicas. Cuando a algunas personas les provoca una reacción de este tipo puede derivar en dos patologías: En rinitis alérgica o en asma. Que, pese a estar diferenciadas, son bastante parecidas y tienen mucho en común.

En Clínicas Auramed, centro que te ofrece consultas médicas y pruebas diagnósticas, podrás tener a tu disposición a los mejores alergólogos experimentados en estos casos de alergia por vía respiratoria. Podrás contar con nosotros siempre que lo necesites para saber qué te ocurre, a qué eres alérgico y cómo remediarlo.

¿Qué es la rinitis alérgica?

Puede que el nombre te suene pero, ¿sabes qué es exactamente?. Es tan fácil como decir que la rinitis alérgica es cuando alguien le da por estornudar y tener mocos debido a la alergia por cualquier cosa.

La rinitis alérgica es un trastorno inflamatorio que aparece y afecta a las membranas que están situadas dentro de nuestras fosas nasales. Los síntomas que provocan suelen ser los siguientes

  • Estornudos frecuentes.
  • Mocos en abundancia.
  • Nariz taponada.
  • Picor nasal.

 

Este tipo de alergia conocido como rinitis alérgica se da en un 20% de la población aproximadamente y hay que tenerlo vigilado ya que, además de interferir en nuestras vidas haciéndonos sentir incómodos, puede ir a peor y convertirse en asma. También la tos espasmódica puede provocar padecer asma.

¿Qué es el asma?

Se trata del asma bronquial alérgica y esta es una enfermedad que, a diferencia de la rinitis, es un trastorno. Esta enfermedad causa una obstrucción respiratoria cuando el individuo inhala las partículas las cuales le van a provocar una reacción inmunológica y de los anticuerpos producidos de esta. Este tipo de asma crónico representa el 70% de todos los tipos de asmas que existen y lo padecen, en su mayoría, niños y personas jóvenes.

Alergias respiratorias

El modo en que funciona esta inflamación consiste en la obstrucción de los bronquios y el aumento de la mucosidad. Este patrón de comportamiento lo siguen otras causas como, por ejemplo, hacer ejercicio físico o respirar aire que está demasiado frío.

Los síntomas que se pueden encontrar con el asma bronquial alérgica son los siguientes

  • Disnea, que se denomina a la dificultad para respirar constantemente.
  • Al respirar que provoque sonidos en nuestro cuerpo parecidos a un silbido o una flauta.
  • Opresión en el tórax.
  • La más común, tos frecuente.

¿Cómo saber qué alergia padecemos?

Previamente habíamos dicho que este tipo de alergias se provocan por medio de la inhalación de partículas que hacen contacto y estas crean una reacción inmunológica en el organismo.

Las alergias se pueden reconocer y analizar de distintas maneras con estudios de alergología. Los más comunes son los siguientes:

  • Análisis de sangre y de secreción de mucosa. Esta prueba es la más simple y fácil para comprobar los marcadores de alergia, es decir, medir el nivel de alérgenos. Así, se podría saber con cuánta cantidad de partículas de algo como, por ejemplo, polvo o polen, necesitas para tener una reacción alérgica de tipo respiratorio.
  • Pruebas cutáneas. Se procede con unos pinchacitos que contienen partículas de diferentes tipos y así aclarar y confirmar a qué somos alérgicos exactamente porque no siempre se tiene muy claro ya que, no podemos ver qué hay volando por el aire. Esta prueba es indolora y rápidas por lo que no hay que preocuparse.
  • Pruebas de provocación de la mucosa. Este tipo de prueba lo que busca no es a qué somos alérgicos sino el cómo nos provoca la alergia.

 

Tratamientos para las alergias de tipo respiratorio

A día de hoy existen varios tipos de tratamientos para la alergia que funcionan de forma exitosa y que, a la vez que no es necesario necesitar todos los tratamientos al mismo tiempo, también se pueden complementar unas con otras perfectamente por lo que no hay ningún problema en caso de que un tratamiento no te resulte o tu cuerpo lo rechace.

Los tratamientos más comunes y conocidos son los siguientes:

  • Fármacos. Principalmente se utilizan los antihistamínicos pero también, dependiendo del caso, se pueden utilizar antiinflamatorios o broncodilatadores inhalados, o mejor conocidos como inhaladores para el asma.
  • La inmunoterapia desensibilizante es el tratamiento más completo de todos los que podemos conocer. Su objetivo es el de erradicar por completo y por el mayor tiempo posible las reacciones alérgicas por medio de vacunas.
  • El método más simple pero que tal vez resulte útil para algunos (si no tienen un alto porcentaje de alergia), es la acción de alejarse de lo que te provoca la alergia. Parece absurdo decirlo pero se cuenta como tratamiento aunque no es la más eficaz porque algunas partículas siempre estarán en el aire y son imposibles de evitar como, por ejemplo, el polen. A esta manera se le puede aplicar la mascarilla, objeto que ya existía pensado en la alergia antes de la pandemia de 2020 pero como ahora es más conocida y fácil de conseguir se podría optar como una posibilidad en caso de que los demás tratamientos no resulten del todo bien.

 

Las alergias respiratorias son una molestia que carga sobre el peso de muchas personas todos los días. Estas pueden ser leves o llegar a algo más grave como el asma. Si crees que necesitas revisar tu cuerpo y saber por qué tienes tantos síntomas de alergia de tipo respiratoria, no dudes en consultarnos, para pedir cita con un profesional que te pueda ayudar a descubrir a qué eres alérgico y cómo remediarlo. Clínicas Médicas Auramed es una clínica que te ofrece todo tipo de consultas para pruebas diagnósticas o consultas para lo que más necesites.

 

 

 

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email