Spanish ES English EN French FR German DE Italian IT Dutch NL Portuguese PT

Nuestro Blog

Clínicas Auramed
Deporte y salud mental

Beneficios del deporte en la salud mental

 

Es de sobra conocido que el deporte, convertido en un hábito en nuestro día a día, aporta multitud de beneficios físicos y, junto a los buenos hábitos alimentarios, resulta muy importante si se quiere gozar de una salud plena, pero, realizar actividades físicas de forma habitual y moderada puede tener múltiples beneficios para nuestra salud mental, además de la física.

En el siguiente artículo de AuraMed Clínicas Médicas encontrarás todo lo que puede aportar los hábitos de actividades deportivas a tu salud física y mental.

El deporte aumenta tu felicidad

Está comprobado que el realizar deporte de manera habitual, ayuda a nuestro cuerpo a liberar las hormonas conocidas como “las hormonas de la felicidad” ¿y cuáles son estas? Bien, se trata de nada menos que de la endorfina, la dopamina, la oxitocina y la serotonina.

  • La endorfina actúa como una especie de morfina natural, ayudando a nuestro cuerpo y nuestro cerebro a relajarse.
  • La dopamina es una hormona asociada al placer aunque, tiene un papel fundamental para la motivación y que se puede estimular si nos establecemos objetivos realistas y a corto plazo.
  • La oxitocina está asociada a la gestión de los vínculos emocionales y afectivos, ayuda a reducir el estrés y a aumentar la confianza en uno mismo.
  • Por último, la serotonina guarda relación con el estado de ánimo y las emociones, realizar ejercicio de manera habitual consigue elevar los niveles de serotonina y por tanto, mejora la motivación y la autoconfianza.

 

Deporte y ansiedad

El deporte disminuye el estrés

Además de la liberación de endorfinas, las cuales hemos dicho que ayuda al cuerpo y al cerebro a relajarse, realizar ejercicio físico ayuda a la producción de noradrenalinas, neurotransmisores que trabajan en casi todas las áreas del cerebro y que tienen múltiples funciones y muy variadas.

La noradrenalina ayuda a mantener la atención, participa en el cuidado de las fases de vigilia y el nivel de conciencia, ayuda a elevar la frecuencia cardíaca y el tono vascular, lo que provoca un aumento de la presión sanguínea, también mejora la respuesta de huida o lucha en situaciones de peligro, mantiene la motivación y el control del estado de ánimo y, por último, se vincula a los niveles de estrés, agresividad y la conducta sexual.

El deporte mejora el autoestima

Uno de los efectos que tiene el realizar ejercicio combinado con unos buenos hábitos alimentarios es el cambio físico hacia una figura que se acerque más a nuestros objetivos, lo que produce una mayor satisfacción hacia nosotros mismos.

A esto hay que sumarle la sensación de capacidad que produce al cumplir los objetivos que nos vamos marcando, por eso es importante marcarse objetivos reales, que podamos cumplir a corto plazo, ya que si nos marcamos objetivos imposibles, como perder 20 kg en 1 semana, a parte de ser peligroso para la salud, aumentará la sensación de frustración e impotencia si no se alcanza dicho objetivo.

El deporte mejora nuestra forma de relacionarnos

El hábito de realizar deporte puede mejorar nuestras relaciones sociales ya que, al realizar deporte libera hormonas, relaja el cuerpo y proyectamos una mayor felicidad a las personas que nos rodean.

Tanto si se practica al aire libre como en un gimnasio, realizar deporte también ofrece la oportunidad de conocer personas que también lo realicen, lo que además, hará que actúe como incentivo y que aumente la motivación mutua y la constancia.

El deporte mejora nuestra memoria

A través de numerosos estudios se ha descubierto que realizar deporte mejora la capacidad de pensar, a la vez que se motiva el desarrollo de nuevas células nerviosas en función de células madre del hipocampo del cerebro, zona asociada a la memoria y el aprendizaje.

Los estudios mantienen que estos efectos pueden ser visibles desde la primera sesión de ejercicio, aunque sigue siendo recomendable mantener el ejercicio como un hábito en nuestra vida.

El deporte ayuda a calmar la ansiedad

Dentro del deporte, existe multitud de ellos que ayudan a calmar la mayoría de los síntomas que padece una persona con ansiedad. Deportes de cardio, como salir a correr, o aeróbicos, como el boxeo, son excelentes deportes que ayudan a liberar endorfinas y mantener nuestro cuerpo y nuestra mente relajados.

La natación es otro gran ejemplo de deporte terapéutico, suele ser recomendado para múltiples casos y es que asocia a la sensación que se tiene en el vientre materno, nos ayuda a relajarnos durante y después de realizar ejercicios acuáticos.

Otros ejercicios, como la realización de yoga, pilates o taichí, ayuda al cuerpo a relajarse, a mantener la concentración mental y a despejar nuestros pensamientos para mantener la mente en blanco.

El deporte ayuda a combatir la vigilia

Cerca del 40% de la población mundial ha experimentado alguna vez dificultades para mantener el sueño o se ha sentido somnoliento en horas de luz y es que, el descanso debería de ocupar una tercera parte de nuestro día a día ya que durante ese tiempo, nuestra temperatura corporal disminuye, el corazón se relaja y se produce una reparación de nuestros músculos y “limpieza” de nuestro cerebro, manteniendo lo aprendido durante el día.

Mantener una actividad física diaria ayuda a nuestro cuerpo a liberar endorfinas y relajarse, lo que ayudará a conciliar el sueño más fácilmente y, por si fuera poco, mejorar la calidad del mismo.

El deporte ayuda a la prevención del deterioro cognitivo leve

Con el paso del tiempo, nuestro cerebro experimenta una fase por la que se pierden facultades de memoria, aunque no hay que confundirlo con la demencia. Suele provocar que las personas olviden lo ocurrido un par de días atrás, que confundan fechas, olvidar eventos puntuales, etc.

Los hábitos deportivos ayudan a retrasar, y en muchos casos prevenir, los casos de deterioro cognitivo leve, ya que se trabaja la zona del hipocampo de nuestro cerebro.

Ejercicios como salir a correr 30 minutos o andar todos los días 1 o 2 horas, combinado con actividades mentales como leer o cualquier otra actividad que mantenga la concentración, han demostrado disminuir los casos de deterioros cognitivos leves.

Como puedes ver, el deporte tiene multitud de beneficios físicos y mentales que te harán sentirte mejor contigo mismo, te ayudará a ser más feliz y mejorará tu calidad de vida.

En Auramed Clínicas Médicas podrás encontrar la Unidad del deporte y las consultas de psicología, no dudes en visitar nuestra web para ver todos los servicios que te ofrecemos https://clinicasauramed.com/

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email